Problemática más compleja que la presencia de lirio acuático

Durante “Febrero, Mes de los Humedales-Chapala” el ICT informó a grupos de interés y a público general sobre la condición actual del Lago Chapala.

En un comunicado anterior, el Instituto Corazón de la Tierra (ICT) señaló que “la combinación de bajo volumen, altas temperaturas, invasión de playas y exceso de nutrientes, han provocado la proliferación de algas microscópicas que pintan el agua de verde y que se acumulan en las orillas provocando malos olores y poniendo en riesgo a peces y demás especies que componen la rica biodiversidad este importante lago”. Este fenómeno tiene un nombre: “florecimiento algal”. Su principal causa es el exceso de nutrientes en el agua (fósforo y nitrógeno), cuyas principales fuentes son dos: el arrastre de fertilizantes de las zonas agrícolas adyacentes y la entrada, aún hoy día, de vertidos de aguas negras (tanto domésticas como ganaderas). La demasía de nutrientes es la misma causa de la presencia excesiva de lirio acuático y otras plantas. Sin embargo, los efectos negativos de la abundancia de microalgas pueden ser de mucho mayor impacto que los del lirio acuático.

El ICT tomó la iniciativa de conmemorar todo febrero como Mes de los Humedales-Chapala. Esto para informar de manera amplia a grupos de interés, medios de comunicación y público general, sobre la condición actual del Lago Chapala, un Humedal de Importancia Internacional, reconocido por la Convención Ramsar desde el 2009; así como visibilizar las causas de la compleja problemática que enfrenta (14 de los 19 problemas que afectan a los lagos del mundo están presentes en Chapala), así como las acciones de investigación, capacitación, educación, así como proyectos de restauración y adaptación, que se realizan para alcanzar su adecuado manejo. 

La presencia excesiva de microalgas altera la composición del agua: El Lago Chapala como ecosistema mantiene interacciones complejas entre animales, plantas y elementos abióticos como el sol y el propio líquido. El exceso de algas puede alterar la disponibilidad de oxígeno y modificar el pH, factores clave para la vida acuática, que pueden afectar su capacidad de absorber nutrientes, conseguir alimento y/o desovar. Todos los elementos de este ecosistema acuático están interrelacionados.

Las floraciones pueden ser provocadas por microalgas o cianobacterias. Estas últimas, que han sido identificadas en el Lago Chapala desde 1980 (sin que se manifestaran florecimientos) pueden producir sustancias tóxicas, que pueden ser absorbidas por la piel o al consumirse. Los recientes florecimientos abarcan una gran parte de la ribera norte y oeste del lago. Los pescadores ya han reportado situaciones de irritación en la piel al estar en contacto con esta agua, la cual es además consumida por el ganado.

El efecto más fácil de identificar con estas floraciones algales es el cambio de color y el aumento de la viscosidad del agua, además del mal olor que se produce cuando las algas se estancan en las orillas y empiezan a descomponerse, lo que puede desalentar la visita del turismo y con ello afectar una de las fuentes de ingreso más importantes para los pobladores de Poncitlán, Chapala, Jocotepec y Tuxcueca. Asimismo, la pesca puede verse seriamente afectada por el efecto potencial de las sustancias producidas por cianobacterias, sumándose a las dificultades que enfrentan los peces nativos por el exceso de sedimentos, la competencia con peces introducidos (como la tilapia y la lobina negra), además de los pesticidas que son arrastrados de las zonas agrícolas, varios alta o extremadamente tóxicos para los peces. 

Es extremadamente importante monitorear las especies de microalgas y cianobacterias presentes en el Lago Chapala, ya que algunas de sus toxinas tienen efectos negativos en la salud humana. También es de la mayor relevancia contar con tratamiento adecuado, ya que el agua del lago es usada por más de 3 millones de personas en el Área Metropolitana de Guadalajara y la ribera del lago.

Las cianobacterias identificadas en el Lago Chapala en diversos reportes previos son: Anabaena flos-aquae, Aphanomenon flos-aquae, Pseudanabaena cf papillaterminata, Planktolyngbya cf limnetica, Leptolyngbya sp y Phormidium sp.  

Al cierre del programa institucional Febrero Mes de los Humedales-Chapala, manifestamos la importancia de contar con información actualizada y confiable para que tomadores de decisiones, empresarios, organizaciones que trabajan en la región, académicos y usuarios del agua, asumamos la parte que nos corresponde en la conservación del Lago Chapala y su cuenca.

El ICT por su parte, realizó diversas actividades académicas, de capacitación y educación ambiental en las que participaron poco más de 3,000 personas. En la actividad inaugural, realizada el 2 de febrero, (Día Mundial de los Humedales), profesores-investigadores del CUCBA-UdeG hablaron sobre la biodiversidad de las Sierras de Chapala y nuevas especies identificadas; se habló de hidrología espacial y los hallazgos que ha permitido la observación remota del Lago Chapala, así como de los resultados en agroecología y ganadería regenerativa como estrategias para la protección de las Sierras de Chapala y la salud del lago.

Se llevó a cabo la primera Jornada Académica “El Lago Chapala y la crisis del agua”, el 15 de febrero, en el Centro de Estudios Tecnológicos en Aguas Continentales (CETAC), con el objetivo de informar a población joven sobre el valor del Lago Chapala y los riesgos que enfrenta en un contexto de sequía y cambio climático, además de incentivar su participación en proyectos y acciones de conservación y restauración de los ecosistemas locales. Uno de los proyectos que se presentó fue el Sistema de Mentoría Ambiental del Instituto Corazón de la Tierra que consiste en conectar a jóvenes con profesionales y académicos que tienen experiencia y conocimiento en temas ambientales (mentores) con gran experiencia y alto perfil profesional, para que brinden orientación y asesoría a los jóvenes en sus temas de especialidad.

Se dotó de material didáctico sobre el Lago Chapala y sus sierras a profesores, delegados y funcionarios municipales en Poncitlán y Chapala, y se definió el plan para la instalación de 30 sistemas de captación de agua de lluvia (SCALL) que permitirán a la población tener mejor calidad de agua varios meses del año.

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *